Logo Santuario de la Divina Misericordia

SANTUARIO DE LA DIVINA MISERICORDIA

El culto a la Divina Misericordia

El mayor atributo de Dios es su Misericordia: “Yahvéh, Yahvéh, Dios misericordioso, lento a la cólera y rico en amor” (Ex.34, 6). El salmo 136 nos invita a dar gracias al Señor “porque es eterna su Misericordia”.

El mayor atributo de Dios es su Misericordia: “Yahvéh, Yahvéh, Dios misericordioso, lento a la cólera y rico en amor” (Ex.34, 6). El salmo 136 nos invita a dar gracias al Señor “porque es eterna su Misericordia”.

Nuestro señor Jesucristo fue el enviado por el "Padre de las Misericordias" (2Cor. 1,3) para salvar a la humanidad herida por el pecado.

Muriendo en la cruz nos amó hasta el extremo, resucitando nos dio nueva vida y enviando desde el cielo al Espíritu Santo ha derramado en nuestros corazones su amor, Él nos pide que seamos misericordiosos "como el Padre es Misericordioso" (Mt. 5,7) para entrar en su Reino. La Misericordia de Dios es el mensaje central del Evangelio y la Iglesia debe anunciarlo con las palabras y las obras.

En el siglo XVII fue elegida por el Señor Jesús Santa Margarita María de Alacoque, como discípula muy querida de su Sagrado Corazón, para anunciar a los hombres la abundancia del amor divino.

En nuestra época el, corazón de Cristo nos ha anunciado su deseo a través de Santa Faustina Kowalska, constituida por el mismo Señor en dispensadora, apóstol y secretaria de Su Misericordia: "Que el pecador no tenga miedo de acercarse a Mi. Me queman las llamas de la Misericordia, deseo derramarlas sobre las almas" (D. 50).

Promesas de Jesús Misericordioso

Imagen de Jesús Misericordioso

Imagen de Jesús Misericordioso

El 22 de Febrero de 1931 Sor Faustina tuvo la siguiente visión: "Al anochecer, estando en mi celda, vi al Señor Jesús vestido con una túnica blanca. Tenía una mano levantada para bendecir y con la otra tocaba la túnica sobre el pecho. En silencio, atentamente miraba al Señor, mi alma estaba llena de temor, pero también de una gran alegría. Después de un momento, Jesús me dijo: Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma: Jesús, confío en Ti. Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y [luego] en el mundo entero" (Diario 47).
Jesús explicó así el significado de la imagen a Santa Faustina: "Los rayos significan la sangre y el agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica a las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas. Ambos rayos brotaron de las entrañas más profundas de Mi Misericordia cuando Mi Corazón agonizante fue abierto en la cruz por la lanza" (Diario 299). Es alusión directa a los sacramentos, ya que por el bautismo y la penitencia se purifican nuestras almas y por la Eucaristía se alimentan.
Ante la desilusión de Santa Faustina al ver la imagen del Señor ya pintada por un artista, escuchó estas palabras de Jesús: "No en la belleza del color, ni en la del pincel, está la grandeza de esta imagen, sino en Mi gracia" (Diario 313).
Esta sagrada imagen es un medio querido por el mismo Jesús para alcanzar su Misericordia: "ofrezco a los hombres un recipiente con el que han de venir a la fuente de Misericordia para recoger gracias. Este recipiente es esta imagen con la firma: Jesús, confío en Ti" (Diario 327). "El alma que venere esta imagen no perecerá" (Diario 48). "A través de esta imagen concederé muchas gracias a las almas" (Diario 742).

La Fiesta de la Misericordia

La Fiesta de la Misericordia

El Señor Jesús habló por primera vez de su deseo de establecer esta fiesta a Santa Faustina Kowalska en el año 1931 con estas palabras:
"Deseo que el primer domingo después de Pascua de Resurrección sea la Fiesta de la Misericordia" (Diario Sta Faustina Nro. 299)
En revelaciones posteriores le detallo a Santa Faustina:
A) El lugar de esta fiesta en el Calendario Litúrgico: Primer Domingo después de Pascua de Resurrección.
B) El motivo : Les ofrezco la última tabla de salvación, es decir, la Fiesta de Mi Misericordia, si no adoran mi misericordia, moriran para siempre (Diario Sta Faustina N° 965).

El Señor Jesús habló por primera vez de su deseo de establecer esta fiesta a Santa Faustina Kowalska en el año 1931 con estas palabras:
"Deseo que el primer domingo después de Pascua de Resurrección sea la Fiesta de la Misericordia" (Diario Sta Faustina Nro. 299)
En revelaciones posteriores le detallo a Santa Faustina:
A) El lugar de esta fiesta en el Calendario Litúrgico: Primer Domingo después de Pascua de Resurrección.
B) El motivo : Les ofrezco la última tabla de salvación, es decir, la Fiesta de Mi Misericordia, si no adoran mi misericordia, moriran para siempre (Diario Sta Faustina N° 965).

La Hora de la Misericordia

La Hora de la Misericordia

En los Evangelios leemos que nuestro Señor Jesucristo murió clavado en La cruz a las tres de la tarde (cfr. Mt. 27; Mc.15; Lc. 23). Entregó su vida al Padre Dios por la salvación del mundo entero y nos amó hasta el extremo.

Dijo el Señor a Santa Faustina: “A la tres, ruega por Mi Misericordia, en especial para los pecadores y aunque sólo sea por un brevísimo momento, sumérgete en Mi Pasión, especialmente en Mi abandono en el momento de Mi agonía. Esta es la hora de la gran Misericordia para el mundo entero. Te permitiré entrar en Mi tristeza mortal. En esta hora nada le será negado al alma que lo pida por méritos de Mi Pasión”.

Cuantas veces oigas el reloj dando las tres, sumérgete totalmente en Mi Misericordia adorándola y glorificándola; suplica su omnipotencia para el mundo entero y especialmente para los pobres pecadores, ya que en ese momento se abrió de par en par para cada alma (…)” (Diario 1572).

Descarga el culto completo

La Coronilla

Coronilla

El Señor dictó esta oración a Santa Faustina en Vinla entre el 13 y el 14 de Septiembre de 1935 (Diario 474-476). En 1936 dijo el Señor a Santa Faustina: "Reza incesantemente esta Coronilla que te he enseñado. Quienquiera que larece recibirá gran Misericordia a la hora de la muerte. Los sacerdotes se la recomendarán a los pecadorescomo la última tabla de salvación. Hasta el pecador mas empedernido, si reza esta coronilla una sola vez, recivirá la gracia de Mi Misericordia infinita" (Diario 687).
Y en 1938: "Hija mía, anima a las almas a rezar la coronilla que he dado. A quienes recen esta coronilla, me complazco en darles todo lo que me pidan. Cuando recen los pecadores empedernidos, colmar sus almas de paz y a la hora de su muerte será feliz. Cuando recen esta coronilla junto a los moribundos, me pondré entre el Padre y el alma agonizante no como Juez justo sino como Salvador misericordioso" (Diario 1541). Puede escuchar el rezo de La Coronilla en el menú "Multimedia"

Condiciones para alcanzar la Divina Misericordia

La confianza

  • "La humanidad no conseguirá la paz hasta que no se dirija con confianza a Mi Misericordia" (Diario 300).
  • "El alma que confía en Mi Misericordia es la más feliz porque Yo mismo cuido de ella" (Diario 1273).
  • "Di a la almas que de esta Fuente de Misericordia las almas sacan gracias exclusivamente con el recipiente de confianza. Si su confianza es grande, Mi Misericordia no conocerá límites (Diario 1602).

 

La conversión

  • "Soy santo, tres veces santo y siento aversión por el menor pecado. No puedo amar el alma manchada por un pecado, pero cuando se arrepiente, entonces Mi generosidad hacia ella no conoce límites. Mi Misericordia la abraza y justifica. Persigo a los pecadores con Mi
  • Misericordia en todos sus caminos y Mi corazón se alegra cuando ellos vuelven a Mi" (Diario 1728).

 

La esperanza

  • "Deseo que Mi Misericordia sea venerada; Le doy a la humanidad la última tabla de salvación, es decir, el refugio de Mi Misericordia" (Diario 998).

Obras de misericordia

El culto a la Divina Misericordia inspira y exige la práctica de la Misericordia hacia el prójimo. El Señor dice en el Evangelio: "Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán Misericordia" (Mt. 5,7), y a través de Santa Faustina nos indica tres formas de vivirla: "Hija Mía, si por medio de ti exijo a los hombres el culto a Mi Misericordia, tú debes ser la primera en distinguirte por la confianza en Mi Misericordia. Exijo de ti obras de Misericordia que deben surgir del amor hacia Mi. Debes mostrar Misericordia hacia el prójimo siempre y en todas partes. No debes dejar de hacerlo ni excusarte ni justificarte. Te doy tres formas de ejercer Misericordia al prójimo: la primera - la acción, la segunda - la palabra, la tercera - la oración" (D. 742).

Madre del Dios de la Misericordia

Porque es Madre de Cristo

María es Madre de la misericordia desde el misterio de la Encarnación, la gran misericordia del Verbo que se hace hombre al calor del corazón de María por obra del Espíritu Santo.

María es Madre de Misericordia proyectando su amor sobre Cristo en la cruz con ternura de madre. Lo sigue proyectando sobre la Iglesia, Cuerpo de Cristo y por lo tanto, sobre nosotros, pecadores.

María es Madre de Misericordia que perdona a Pedro que niega su Hijo, también a Judas el traidor y a los que crucifican a Cristo. Pienso que Ella repite con su Hijo: “Padre, perdónalos…” María nos ofrece la Misericordia de Cristo y nos orienta hacia Él.

María es camino del perdón. Por eso, nos conduce al Confesionario, a la Eucaristía... El Rosario es camino de oración para alcanzar la misericordia de Cristo y experimentar el amor misericordioso de la Madre.

En María triunfa la Misericordia. Por eso, es privilegiadamente asunta al Cielo en cuerpo y alma, y coronada Reina y Madre de Misericordia.

Porque es Madre de Cristo
Santa Faustina
Juan Pablo Segundo

Menú